Un termo eléctrico de apoyo para termosifón con placa solar es todo lo que necesitas para disponer de agua caliente durante todo el año a un precio muy barato. Si quieres ahorrar en la factura de la luz, aquí te enseñamos como. ¡Empezamos!

Qué es un termosifón solar

Un termosifón solar es un termo o calentador, similar a los eléctricos, pero que usa la energía del sol para calentar el agua. Se trata de un bidón donde caben bastantes litros de agua. Dicha agua, recorre un serpentín que la hace pasar por debajo de la placa solar. Este tipo de placas, son especiales para calentar el agua. El agua que sale del circuito, ha sido calentada por el sol.

Si en tu zona no hace mucho sol, no te preocupes, puedes seguir beneficiándote de las ventajas de usar un termosifón solar, tan solo vas a necesitar un termo eléctrico de apoyo. Tanto el propio termo, como todo el circuito, deben estar bien aislados. De esta forma, dispondrás de agua caliente incluso por la noche.

¿Cuál es el mejor termosifón solar?

Nosotros, personalmente, nos inclinamos siempre por dos marcas para este tipo de productos. Vaillant y Junkers, siendo la primera la que te vamos a mostrar debido a su gran calidad, duración, resistencia, eficiencia y buen precio. Existen dos tipos de modelos de termosifón.

Termosifón para cubierta plana

Termosifón para tejado inclinado

Ahorrar mucho en la factura de la luz por medio del uso de un termosifón. ¿Es posible?

Debemos tener en cuenta que el termo eléctrico, es uno de los electrodomésticos que más electricidad consumen en una casa. Del orden de unos 2000 vatios. Durante el verano, podremos prescindir totalmente de ese gasto energético gracias a la placa solar. Durante el invierno, haremos un gasto muy reducido de luz si contamos con un termo eléctrico de apoyo para el termosifón con placa solar.

La verdad es que se nota y mucho la reducción del consumo en la factura eléctrica. Además, en las viviendas de obra nueva, es obligatorio en muchos casos la instalación de un termosifón para que la vivienda tenga una eficiencia energética correcta.

Placa solar para termo eléctrico VS termosifón

Utilizar una placa solar normal, de las que generan electricidad es buena idea. Pero si lo que vamos a alimentar con esa electricidad es el termo eléctrico, carece de sentido hacerlo así. El termo eléctrico, consume mucha potencia y es más eficiente hacer la conversión de energía solar a energía calorífica directamente, sin hacer la conversión innecesaria en electricidad, lo cual sería mucho menos eficiente.

Mucha gente dispone de sus placas solares para generar energía eléctrica, y además, también dispone de su correspondiente termosifón. Cada elemento es para un uso.

Termo eléctrico como apoyo para termosifón con placa solar

Si dispones de un termosifón con placa solar, es muy recomendable disponer en el sistema de un termo eléctrico de apoyo. No es necesario que sea de muchos litros. Dependiendo como hagas, o te hayan hecho la instalación, tan solo se activará cuando sea necesario, ya que la placa solar, hará el resto.

Es una forma muy inteligente de ahorrar en la factura de la luz, ya que dispondrás de agua caliente siempre, pero a un coste mucho más barato que si empleases tan solo el termo eléctrico o un calentador de gas.

Cuál es la mejor forma de instalación de un termosifón

Existen varias formas de hacer la instalación del termosifón con termo eléctrico de apoyo. A grandes rasgos, existen dos formas. En serie y en paralelo. Podemos hacer las siguientes pruebas para determinar que tipo de instalación tenemos.

Instalación del termosifón en paralelo: El termosifón y el termo eléctrico, se conectan a la red de agua caliente de la casa de forma independiente. Para decidir cual de los dos calienta el agua, se emplean unas manivelas o llaves de paso. Si cerramos la del termosifón, el agua caliente saldrá del termo eléctrico y viceversa. Siempre que tengamos abierta una de las dos llaves de paso, saldrá agua caliente por nuestro grifo.

Instalación del termosifón en serie: El agua que ha calentado el termosifón, va directamente, ya templada a la entrada del termo eléctrico. El termo eléctrico, tan solo se activará si el agua del termosifón no está lo suficientemente caliente. En caso de no estarlo, con poco esfuerzo que haga, ya la dejará a la temperatura óptima, y se apagará, dejando de consumir electricidad. Si cerramos la salida de agua caliente del termo eléctrico, no tendremos agua caliente en nuestro grifo.

Como regular el termo eléctrico de apoyo para ahorrar con la placa solar

Si disponemos de una instalación en paralelo, podemos optar por utilizar un termo u otro, dependiendo de si es verano o invierno. Para ello, usaremos las llaves de paso correspondientes, tanto del termo eléctrico de apoyo, como del termosifón.

Si disponemos de una instalación en serie, ajustaremos la temperatura del termosifón solar para que la caliente lo máximo posible (sin llegar a quemarnos). Ésto se logra por medio de una válvula en T que mezcla el agua recién salida del termosifón, con agua fría.  De esta manera, el agua que entre al termo eléctrico, estará ya caliente. Regularemos el termostato del termo eléctrico para que trabaje al mínimo posible. Así tendremos el máximo ahorro en la factura de la luz, sin prescindir de tener siempre agua caliente. En verano, podremos incluso desconectar de la corriente el termo eléctrico. El agua que descienda del termosifón con placa solar, entrará al termo y saldrá ya caliente sin necesidad de hacer gasto eléctrico.

El temporizador y el termostato son necesarios para ahorrar con nuestro termo eléctrico

El termostato, es una ruleta que sirve para ajustar cuando tenemos el agua en su nivel de temperatura adecuado. Tras ello, el termo se apagará. Suele estar en la parte inferior del termo eléctrico, o incluso en algunos modelos, es necesario quitar unos tornillos y una tapa para acceder a el. Si lo ajustamos correctamente, el termo no sacará el agua tan caliente, cosa innecesaria. ¿Para qué queremos malgastar electricidad haciendo que tengamos agua hirviendo al salir del grifo? Cuesta mucha electricidad tener cien litros de agua durante todo el día mantenidos a una temperatura «casi hirviendo». Es necesario pues, ajustar el termostato para reducir esa temperatura del agua y hacer que el termo eléctrico trabaje menos. Tan solo lo necesario.

El temporizador, es un factor clave para ahorrar en la factura de la luz. El termo eléctrico, está diseñado para mantener el agua caliente durante las 24 horas del día. Normalmente, siempre solemos ducharnos en la misma franja horaria. ¿Qué necesidad tenemos de malgastar electricidad durante todo el día? Ninguna. Así pues, contar con un temporizador que permita encenderse al termo tan solo durante el horario que sea necesario es algo muy conveniente.

Ten cuidado a la hora de elegir tu temporizador. El termo eléctrico tiene un gran consumo de corriente, y será necesario comprar uno adecuado para tal potencia, si no queremos tener un disgusto y que se queme o empieza a emanar humo negro. El siguiente modelo de temporizador admite hasta 16A, lo que corresponde con 3680 vatios. Es el adecuado para muchos de los escenarios habituales.

Compra ahora tu piscina desmontable. ¡Corre! Se agotan rápido.

piscina desmontable

Mira todas las opciones disponibles.