Coste de electricidad cero

Cuando nos preguntamos cuales son las estufas que menos consumen, siempre tenemos en mente que es energía eléctrica lo que van a consumir. Sin embargo, podemos optar si queremos por opciones que empleen otro tipo de energía para funcionar. De esta forma la electricidad gastada será cero.

Por ejemplo tenemos a nuestra disposición las estufas de pellets, las estufas de leña, o las más recientemente aparecidas chimeneas de bioetanol. Con cualquiera de estas opciones tendremos un coste de electricidad cero. El coste del combustible, puede variar. Desde el coste de la leña, que sería gratis si vamos al bosque a por ella, aunque tal vez nos sea más cómodo pedirla por Internet, hasta el coste, cada véz más asequible de los pellets o el bioetanol.

Las estufas que menos consumen

Para saber cuales son las estufas que menos consumen, tan solo deberemos fijarnos en los vatios de potencia que ofrecen. El precio del Kilovatio hora suele rondar de media en los 33 céntimos. Un kilovatio son 1000 vatios. Por lo tanto, cualquier estufa que consuma menos de eso estará dentro de un margen adecuado. Las estufas eléctricas de bajo consumo como son los radiadores de mica, consumen una potencia mínima de 1 kW.

El radiador de mica. Estufas con un consumo muy asequible.


Respecto a la tecnología que menos potencia consume nos encontramos con estufas de cuarzo e infrarrojos que consumen unos 400 vatios en su potencia mínima. Éstas estufas calientan de maravilla y son perfectas para calentarnos poniéndolas cerca de nosotros. Las estufas que menos consumen suelen tener una potencia de unos 400 o 600 vatios. Las estufas de cuarzo suelen consumir eso cuando tenemos uno de sus dos tubos encendidos. Si queremos notar un ahorro en la factura de la luz este tipo de estufas son las que menos consumen.

Estufas de cuarzo. El mínimo consumo para calefacción personal.

El uso del termostato te ayuda a reducir el consumo.

Usar el termostato es necesario para que la estufa se apague automáticamente cuando se alcanza la temperatura adecuada y que el consumo se reduzca a cero. Un aparato de aire acondicionado, por el contrario, siempre tendrá algo de consumo, incluso cuando esté funcionando al mínimo. Una estufa con termostato, se desconecta por completo y deja de consumir electricidad. Por este motivo es importante utilizar el termostato aunque tengamos una de las estufas que menos consumen. Siempre será mejor tener un consumo cero.

La inercia térmica. Calor con la estufa apagada.

Aunque hayamos dicho que las estufas que menos consumen sean las de cuarzo e infrarrojos, deberemos tener en cuenta otros factores como la inercia térmica. Un radiador de aceite, por ejemplo, tendrá mayor consumo y necesitará más tiempo para calentarse. Por el contrario, una vez caliente, aguantará el calor en su interior durante muchos minutos durante los cuales, podremos tener la estufa apagada gracias a su termostato.

El radiador de aceite y el emisor térmico. Buena inercia térmica.


Así pues, lo más importante en cada caso no será elegir la estufa que menos consuma, sino la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Para una calefacción con la que queramos calentarnos a nosotros, una estufa de infrarrojos será la que menos consuma. Para calentar una estancia o una habitación completa con varias personas, un radiador de aceite o un emisor térmico será una mejor elección, a pesar de que gasten mayor potencia que las estufas que menos electricidad consumen.

La clave de todo está en elegir bien la estufa necesaria dependiendo del uso que queramos darle.

Compra ahora tu piscina desmontable. ¡Corre! Se agotan rápido.

piscina desmontable

Mira todas las opciones disponibles.